Productividad y calidad son en términos generales, considerados como opuestos, excluyentes uno de los otros, como dos caminos en diferente dirección. Como dice un refrán popular muy conocido "o chiflas o comes pinole”.

Sin embargo, actualmente ocasiona problemas en las empresas, considerando que el mercado es que cada vez más competido y de alcances globales. la empresa que no asimila cambios y mejora en sus sistemas de producción con alta calidad, rapidez de manufactura, bajos costos, buen servicio y atención a los clientes, etc., queda en desventaja, ya que la competencia la alcanzará, rebasará o la dejará más atrás de lo que estaba originalmente; con las consecuencias económicas respectivas.

Esto se enfoca en cambios relativos para lograr personal multihábil, capaz de entender sistemas modernos de manufactura; en organización y jerarquías dentro de la empresa; en los sistemas de motivación al personal; en los índices de medición de la "salud" de la empresa; en los diseños de los productos, etc. y sobre todo en uno mismo. La exitosa administración de esos cambios nos dará la ventaja competitiva que necesitamos.

Es común encontrar que el personal de una organización trata con problemas diariamente pero no cuentan con las herramientas de análisis y tiempo suficiente que les permitan resolverlos, y se vuelve un círculo vicioso, no hay tiempo para prepararse y analizarlos. Los problemas se repiten una y otra vez.

¿Qué debemos cambiar hoy para tener un mejor mañana en nuestra casa, nuestro trabajo, nuestra ciudad, nuestro país?

Clasificación de empresas de acuerdo a PROCAL

Las empresas se pueden distinguir por varias características: por su tamaño, por el ramo que trabaja, por su tecnología, etc. Una empresa que crece y prospera tiene una característica que la identifica siempre: su alto nivel de excelencia en todas las actividades que se desarrollan, entre todos los departamentos o funciones. La relación entre productividad y calidad, en referencia a los objetivos de Calidad, entrega a Tiempo, Costo y Servicio (o Satisfacción en general): QTCS se puede clasificar así:





Una definición corta/práctica de cada uno de estos cinco niveles es la siguiente:

1) Productividad sin calidad. Una empresa cuyo principal enfoque es la cantidad de producto final embarcado, procesado, almacenado, o exportado, no importando la productividad ni la calidad. Un ejemplo de esto puede ser una fábrica nueva, que desea recuperar algo de la inversión realizada; pero también puede ser una empresa ya establecida (por varios años), con métodos/procedimientos obsoletos y hábitos/vicios de trabajo que le impiden mejorar. Cada departamento tiene metas independientes, cada quien se rasca con sus propias uñas.

2) Productividad contra calidad. En este caso, existen procedimientos establecidos para cada departamento/área, pero no hay buena comunicación ni responsabilidad compartida. Cuando hay problemas se buscan culpables, pasando la "papa caliente" de un lado a otro, hasta que se "enfría " (se olvida), nunca se resuelven. Muchas veces hay metas que se contradicen.

3) Productividad con calidad. Los métodos y procedimientos establecidos para cada departamento/área se siguen consistentemente. Existen buenos canales de comunicación, aunque tal vez un poco lentos. Se busca tener personal bien capacitado de acuerdo a su función. Se resuelven los problemas adecuadamente. Las metas son compatibles.

4) Calidad en la productividad. Se trabaja en equipo, con personal multihábil; los procesos y métodos están bien diseñados y son ampliamente conocidos por los involucrados. Hay buenos canales de comunicación y eficientes. Cada equipo es responsable de la producción tanto como de la calidad, y cuentan con recursos suficientes para lograr sus metas. Se resuelven los problemas adecuadamente y aún más, se tratan de prevenir. Las metas tienen muchos puntos comunes.

Deseas saber más sobre cómo se relaciona la productividad y la calidad, agenda una asesoría con: iPROCAL

Referencias

PROCAL Productividad y Calidad Total por Juan Mauro Cárdenas Madero, publicado en 1999, re edición en 2005. 03-1999-081212313700-01.